LA EDICIÓN DIGITAL PARA APRENDER DEL RETO

 

Por: Dra. Adriana Hidalgo G. Decana Facultad de Artes

A DOCUMENTA le interesa darse a conocer en distintos ámbitos, trascender las sedes físicas en donde desarrollamos nuestras labores y brindar una oportunidad a nuestros estudiantes y docentes de presentarse ante un público amplio que va a conocer y criticar nuestra producción creativa. Para ello apostamos por un formato exclusivamente digital como un vehículo contemporáneo que permite fidelidad a las obras seleccionadas por su calidad, ver detalles de estas obras, combinar formatos e incluso ser en sí mismo un producto de creación a la medida de nuestras posibilidades.

De otra parte, la revista digital es ubicua y no se somete a rígidos canales de distribución lo que nos permite estar disponibles para muchos más usuarios, palabra que preferimos a la de lectores, en tanto pretendemos permitir una experiencia perceptiva a nuestro público y cautivarles, o al menos motivarles a seguir nuestros productos número a número. Ello no significa desmotivar la lectura, sino motivar a una lectura diferente que a su vez sea una buena experiencia de lectura en un universo quizá intoxicado de información.

La tarea no es, no ha sido, ni será sencilla. Un reto importante que enfrenta la revista DOCUMENTA al ubicarse en el rango de la las publicaciones digitales cuya tecnología es tan rápidamente cambiante  como se plantea en el texto E-zines: Diseño de revistas digitales, al invitarnos “a pensar de forma diferente, a diseñar para un público en tiempo real que selecciona lo que ve, tiene una paciencia limitada recursos distintos, y que reacciona a cambios en diseño y programación con una respuesta instantánea o feedback (…) creando un nuevo entorno sin precedentes. (Gill, 2000).

Una de las tareas, por ejemplo, es la de lograr una experiencia de usuario donde la interactividad con los lectores juega un importante papel, puesto que se considera que el público no desea o no se interesa por versiones en línea de ediciones impresas. Otro reto está en los dispositivos de lectura y la adaptabilidad a formatos tan diversos desde el PC a aquellos móviles con rotación de pantalla y que finalmente permita una experiencia distinta a la de pasar las páginas de una revista impresa, pero a la vez la que la revista sea reconocida como tal.

Otra tarea se asocia a la necesidad de abrir o diseñar un espacio análogo de revistas científicas, incluidas las digitales, que tienen ya una serie de características e indicadores tenidos en cuenta para la evaluación de su calidad, difusión e impacto, pero en nuestro caso para la producción creativa propia de nuestro ámbito como Facultad de Artes.  Nuestro reto está en la selección y publicación de obras y procesos creativos reconocibles por su buena calidad, que a su vez inspiren a mejorar día a día en su desarrollo.

De allí el alto valor que se le da a la selección de textos e imágenes visuales, sonoras u otras que den cuenta de los procesos y resultados de creación que están más allá de las palabras, en una Facultad de Artes donde se encuentran programas de Música, Diseño, Arquitectura y Artes Plásticas con múltiples obras “de autor en formación”, donde no se pretende reducir los productos a hechos cumplidos, sino que también se pregunta, en colectivo, por el sentido de su quehacer. Por ello DOCUMENTA quiere ofrecer a sus colaboradores:  

 “la lectura de las miradas que intentan desentrañar su sentido, posiblemente se sentirá interpelado a poner de manifiesto su imaginario, las preocupaciones y temáticas que informan su obra y le dan un sentido unitario. Sólo cuando existe esto podemos hablar de un autor, esto es, de alguien que tiene una obra, que tiene algo que decir y ha encontrado los medios expresivos para ello” (Vásquez, s.f.)

Sabemos que aún estamos lejos de superar los retos y tareas que el medio digital nos demanda, sin embargo, nos arriesgamos a salir y a seguir saliendo puesto que estamos convencidos que en este exigente proceso estamos aprendiendo tanto a hacer, como a corregir nuestros errores y a ser cada día mejores y a ser coherentes con un modelo de aprendizaje por retos que hemos empezado a implementar en nuestras aulas.

 

Referencias:

Gill, M. (2000) E-zines: Diseño de revistas digitales. Gustavo Gili, S.L.

Vásquez Rocca, A (s.f.)  Arte conceptual y posconceptual: las vanguardias artísticas del siglo XX. En línea http://adolfovrocca.bligoo.com/arte-conceptual-y-posconceptual-las-vanguardias-artisticas-del-siglo-xx-por-adolfo-vasquez-rocca#.WPfc3Gk1-Uk. Consulta 19 de abril 2017