Leviatan, No es una bestia sin control

0

Diego Alejandro Gallo Perez
David Stiven Lopez Parra
Nicolas Camilo Arias

Concepto:

La palabra Leviatan la biblia lo ha definido como una bestia inhumana destructora de la civilización, pero esta es una definición bíblica.  Traemos este término a un ámbito real. Las civilizaciones se han constituido por un organismo máximo que controla un sin número de aspectos sociales y políticos. Gestiona y direcciona el curso de una sociedad en aras de Progreso, el porvenir  hacia un futuro mejor y de construir entre todos una sociedad igualitaria que permita a sus individuos la búsqueda de su libertad ,Pero que tan ciertas pueden llegar a ser estas proposiciones cuando es un mismo organismo el que dictamina las diferentes conductas por las cuales se deben regir  los individuos que la habitan y que no solo se resumen en leyes y reglamentos sino; en  sistemas de domesticación de la conducta humana más sutiles por los cuales van creando en el individuo restricciones hasta donde su libertad o pensamiento puede ir; Sin el riesgo de que esa Conducta propia llegue a cruzar los límites establecidos , estos procesos son   largos  y requieren de estrategias sofisticadas  e imperceptibles, permitirá la mayor aprehensión y asimilación de dichas pautas ; Por ejemplo La primaria es una primera instancia en la que un individuo en su etapa más temprana es ingenuo . es como una piedra en bruto de la cual se dispone para dar  forma ,moldear la figura , sus comportamientos, lo correcto y lo  incorrecto, esto claro empieza a constreñir la mente, a limitarla y crearse barreras; Otras etapas pueden ser la universidad y el trabajo, en  este,  principalmente  su ambiente llega a ser el más represivo para la condición humana ,esclaviza y encamina a la persona en una sola dirección, trabajar para así tal vez llegar a un futuro mejor  ,como si eso fuera lo más seguro en un mundo tan efímero para nosotros.

Por otro lado, es una situación que se repite constantemente como un ciclo repetitivo, da la  perdurabilidad a la sociedad, paulatinamente a través de épocas se ha  transformado como tradición como ese camino, por el cual todos, o la mayoría debemos atravesar para decirse que pertenecemos a lo social, de pertenecer a algo y no sentirnos excluidos ,nos lleva a sacrificar esa libertad y sumarnos a eso; Como un “piñón” en una compleja maquinaria que  funciona perpetuamente, alimentada constantemente por esos mismos organismos que la componen, nosotros hacemos parte de esos organismos pero sin duda alguna estamos sometidos, Atados a estos preceptos sociales. Así que operamos a favor de un ente mayor, aquel que nos rige, nos controla imperceptiblemente a nosotros   toma control de todo lo conocido y es capaz de aplastar toda idea de cambio y revolución, cada movimiento es planeado con sumo cuidado; Entonces volviendo a la pregunta inicial Que es realmente Leviatan? Thomas Hobbes define este término como ese estado existente, en su libro Leviatan del mismo nombre se muestra a ese estado como un monstruo  que controla todo a su paso que rige  y solo por su supervivencia sigue consumiendo y consumiendo un ser que no puede morir, pero como todo ser debe ser alimentado, y así crecer y crecer.

Retomando estas reflexiones,  la acción plástica  “Leviatan, no es una bestia sin control”  se articula con lo anteriormente escrito  como una crítica  hacia la idealización y concreción del mundo por parte del estado aquí lo presentamos como: El órgano que  controla y el devenir de  la sociedad  , opera  por encima de las personas que conforman La sociedad .

 

Acción

Objetivos:

Partiendo de una idea concerniente a la manera histórica como se ha ido construyendo el mundo ha nacido esta acción performática llamada “Leviatan, no es una bestia sin control” una perspectiva de la historia con el fin de mostrar de la posibilidad de diversas interpretaciones; una obra abierta,  la cual por medio de  tres agentes lo gubernamental, lo industrial y el trabajador dan cuenta de la construcción de civilización.

Este performance se encuentra realizado por tres individuos donde cada uno aleatoriamente hará referencia de los agentes nombrados anteriormente, en la acción hay una sugerencia de la representación del mundo el cual se encontrará halado y dirigido por uno y en algunos momentos por el resto de los integrantes, con el fin de dar cuenta la responsabilidad que ha tenido cada uno en la construcción de sociedad. Alternativamente los integrantes que no se encuentran halando el “mundo” estarán ejerciendo una intervención en la representación de este, lo cual irá dejando un rastro dibujado que evidencia lo que paso a medida que el mundo avanza con una idea de progreso y desarrollo.

Vestuario y herramientas para imprimación

Este proyecto de arte-acción se desarrollará en las calles de la ciudad de Bogotá donde un grupo de Artistas visuales utilizaran vestimenta de trabajo industrial.

A continuación se hará una descripción de los elementos que constituyen el proyecto “Leviatan, no es una bestia sin control”: Overoles, zapatos de trabajo, máscaras hechas de neumático, tornillos y otros elementos. Los integrantes utilizaran un rodillo de impresión que lo forman tres llantas de automóvil unidas y en su superficie exterior una silueta humana tejida con cabuya de fique; tendrá un tubo metálico como eje que irá sujeto a una cuerda permitiendo arrastrar el objeto por el piso a través del recorrido. Dos rodillos convencionales, brea disuelta con Varsol (tinta de impresión).

Experiencia en las calles

La experiencia en las calles  de Bogotá realizando El performance  permitió ver los trazados en los cuales la acción puede tomar protagonismo;  donde llega a  generar inquietud en las personas que la presencian sin perturbar e incomodar a los mismos, y que llevaría a que ellos mismo tengan inquietud y se pregunten el ¿por qué? la apariencia, algunas personas se atrevían a preguntar de qué se trataba lo que estaban viendo ,y hubo una receptividad que permitía que la acción pudiera transcurrir , por un lado hubo empatía de parte de la gente que presenciaba la acción , particularmente encontramos personas vestidas con overoles “Trabajadores”, que de cierta manera se veían reflejados en estos individuos. También hubo gente a la que pudiendo ser el acto en sí, o el choque visual que rompía con la cotidianidad de la ciudad no se mostraron muy afables a dicha acción lanzaron insultos o gestos negativos frente a lo que veían, lo cual desde nuestra perspectiva muestra una negación frente a lo que sin proponérselo son parte, pero que no se permiten aceptar.